Archivo del Autor: Esther Pineda G.

El riesgo de ser Trans en América Latina

Point5cc-Blog-TransFlag

La identidad de género se define como la vivencia que tiene cada quien de su género, de cómo se siente, se percibe, se asume, con independencia del sexo biológico de nacimiento, es decir, la identidad de género es un proceso subjetivo, individual, que pertenece única y exclusivamente a quien lo experimenta; sin embargo, en muchos países, ser quien quieres ser puede costarte la vida. Sigue leyendo

Homo-trans-fobia institucional

social_share_lgbti

Ser gay, lesbiana, bisexual, transgénero o intersexual en cualquier parte del mundo, como consecuencia de una organización social patriarcal, genero-binaria y heteronormativa, ha sido y continúa siendo una condición que expone al estigma, el prejuicio y la discriminación. Ante ello, -si bien con reservas y limitaciones- algunos países en América Latina avanzan en la creación de legislaciones, marcos normativos, políticas públicas e instituciones especializadas orientadas a reconocer y garantizar los derechos de la población LGBTI; así como, para la prevención, atención y erradicación de la desigualdad social, violencia y formas de discriminación fundadas en la identidad de género y las preferencias sexo-afectivas. Sigue leyendo

¿Víctimas o victimarios? Huelepega reloaded

PrincipalHuelePega

Hace algunos días la noticia del presunto homicidio de dos guardias nacionales -fuera de servicio- en el boulevard de Sabana Grande a manos de varios menores de edad, conmocionó la opinión pública. Algunas hipótesis apuntan a que estos funcionarios castrenses intentaron abusar de la adolescente de 15 años ante lo cual los demás reaccionaron; mientras que otras teorías afirman que los guardias fueron salvajemente atacados en un festín de sangre y puñaladas al mejor estilo de la taquillera trilogía cinematográfica la purga. Sigue leyendo

Liceos venezolanos: anomia y violencia criminal

descarga11

Existe en el venezolano una tendencia muy arraigada a añorar el pasado, a enaltecerlo, pero sobre todo a romantizarlo. Con frecuencia se describe a nuestro país como otrora ideal, armónico, desbordante de valores y una alta moral social, una sociedad donde prevaleció el compañerismo y la honestidad, entre otras múltiples virtudes idiosincráticas auto atribuidas. Sin embargo, Venezuela nunca ha sido una sociedad ideal, por el contrario, es esa visión romántica la que antes y ahora ha impelido comprenderla a cabalidad, pero sobre todo, transformarla. Sigue leyendo