Día Internacional de la Imagen de la Mujer

tumblr_lvfy9mb0xU1qjj2ado1_500

El 14 de septiembre como cada año, se conmemoró el Día Latinoamericano de la Imagen de la Mujer en los Medios de Comunicación, y me permito utilizar la expresión conmemorar, dado que, aún en la actualidad, con respecto a la imagen de las mujeres que se muestra en los medios de comunicación, información y difusión masiva, no hay nada que celebrar, pues esta continúa siendo una imagen estereotípica, prejuiciada, arquetípica, que no se corresponde con la imagen real de las mujeres y que limita sus posibilidades de encontrar referentes con los cuales identificarse.

 

Los medios construyen, reproducen y perpetuán concepciones sexistas, es decir, legitima las diferencias reales y potenciales existentes entre hombres y mujeres, siempre en detrimento de estas últimas; pese a que, las mujeres han alcanzado nuevas posiciones, ocupado espacios públicos y de toma de decisiones, los medios invisibilizan los procesos de transformación social, y continúan presentando a las mujeres sujetas a roles domésticos, pasivos, vulnerables, siempre al cuidado y al servicio de otros, inevitablemente en posición de madre y esposa.

 

Los medios de comunicación, a través de su diversa programación que va, del entretenimiento, la información, las novelas y series, comedias, dibujos animados, programas de concurso, entre otros, sigue presentando a las mujer como un objeto, como ornamento, con poca vestimenta, sin participación destacada o diálogos, solo mostrándose, pues la imagen de la mujer, su exposición y sexualización sigue siendo un medio para la venta de cualquier mercancía.

 

La imagen de las mujeres además, sigue siendo una imagen inscrita en un canon de belleza específico, legitimado y reproducido a través de la industria de la música, el cine y la pornografía, donde las mujeres que no cumplan con dichas exigencias de belleza estarán fuera de lo considerado bello, lo cual sin duda ha tenido un significativo impacto en la vida de niñas y mujeres, en lo que refiere la configuración de su identidad femenina, su auto percepción como mujer y de belleza, creando sentimientos de inseguridad, frustración e inconformidad, y que habrán de motivar la modificación corporal mediante procedimientos invasivos capaces de poner en riesgo la salud y la vida de las mujeres.

 

De este modo, la imagen de las mujeres en los medios de comunicación, se erige como un patrón a seguir, como ideal fabricado y manipulado, es por ello que la sociedad organizada debe exigir a los medios representaciones reales de las mujeres, una imagen no cosificada, desde una perspectiva de igualdad, que le permita a las mujeres encontrar referentes con los cuales identificarse, con los que se vea representada; no obstante, estos esfuerzos no serán suficiente si las mujeres no son capaces de cuestionar la imagen que de ellas se presenta en los medios, si no pueden dejar de mirarse y valorarse a sí mismas según los patrones genéricos, canónicos y relacionales impuestos.

 

Esther Pineda G 

Publicado en Contrapunto, Caracas, Septiembre 2014.