El riesgo de ser mujer

Nos quedamos callados,
ni una protesta
ni una sola palabra
se pronunciaron.
Nada se dijo.
Y todos fuimos cómplices
de los canallas
todos quedamos con las manos
embarradas de lodo.
(Isabel Ruano)

 

Ser mujer en una sociedad patriarcal, sexista, misógina, androcéntrica y falocéntrica es sin lugar a dudas una condición de riesgo. Los hombres han sido socializados desde la permisividad y la promoción de la violencia, para la apropiación de todo aquello que se erige ante sus ojos y desea poseer, para la construcción y subordinación de otredades, y por tanto, socializados también para la victimización de las mujeres. (más…)

La buena, la mala y la fea: El machismo en la política venezolana

Las desigualdades por razones de género, la discriminación, la violencia contra la mujer y el machismo siempre han estado presentes en las diferentes épocas, sociedades y procesos organizativos que conocemos o en los que hemos estado insertos, sin embargo, en los escenarios de crisis y vicisitud política, económica y social, estas sin dudas tienden a profundizarse. (más…)

Inequidades de género y tributación patriarcal

 

En los últimos años las mujeres se han insertado progresiva y significativamente al trabajo remunerado, sin embargo, esta participación continúa siendo menor a la participación masculina; datos de ONU Mujeres 2015 dan cuenta de que la población en edad de trabajar que forma parte de la población laboralmente activa a nivel mundial el 76,1% son hombres mientras que el 49,6% son mujeres. Por su parte, el Fondo Monetario Internacional afirma que la disparidad de género entre las tasas de participación laboral es muy diferente según la región: la mayor disparidad se observa en Oriente Medio y Norte de África 51%, seguida de Asia meridional y América Central con más de 35%, y los niveles más bajos se registran en los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y en África oriental y central, alrededor de 12%. (más…)