Perspectiva de género ¿justicia social o distopía?

Las desigualdades y consecuentes formas de discriminación por razones de género han sido presentadas como un estado innato del orden social, inamovible e incuestionable, al considerarse que responden a condiciones otorgadas por la naturaleza. Como bien afirmaría Pierre Bourdieu en su obra La dominación masculina: “la diferencia entre los sexos masculino y femenino, la diferencia de sus órganos sexuales, opera como medio de justificación indiscutible de las diferencias socialmente construidas entre los sexos”.

 

En las últimas décadas, la reflexión sobre este asunto ha cobrado cada día más importancia, la cual por una parte puede explicarse como una consecuencia directa del mantenimiento, incremento y profundización de prácticas desiguales, excluyentes, discriminatorias y violentas contra la mujer y la población Lgbti; pero que también pueden asociarse al auge de las reflexiones, movimientos y acciones con fines vindicativos en cuanto a la igualdad y dignificación de la mujer y la población Lgbti, entre estas, la perspectiva de género. (más…)

Afroportunistas

La experiencia de ser un sujeto racializado y experimentar la discriminación racial, ya sea en el espacio público o privado, en las instituciones sociales formales o informales, por parte de personas conocidas o desconocidas, va a tener consecuencias y va a generar reacciones en el sujeto estigmatizado por su racialidad; en el caso que nos ocupa, en la persona afrodescendiente y su grupo étnico. (más…)

Población Lgbti: entre el estigma y la sanción social

La represión de las identidades de género y el ejercicio de la sexualidad ha sido construida, naturalizada, propagada y fortalecida por las instituciones sociales, de este modo se prescribió y definió una sexualidad “buena”, “normal” y “natural”; heterosexual, monogámica, genitalizada, coital, reproductiva y en pareja; conducta que según la antropóloga Gayle Rubin se ve recompensada con el reconocimiento de salud mental, respetabilidad, legalidad, movilidad física y social, apoyo institucional y beneficios materiales. Cualquier expresión de la sexualidad ajena a esta previamente definida, es decir: homosexual, sin matrimonio, no procreadora, esporádica, entre otras, es considerada “mala, “anormal” o “antinatural”, y será rechazada, excluida, silenciada, invisibilizada y rigurosamente sancionada. (más…)