Esther Pineda: “he experimentado en carne propia la desigualdad y la discriminación”

Esther Pineda es caraqueña, se desenvuelve con la naturalidad que imprime vivir en una ciudad con una dinámica difícil pero que no le arrebata su temple. Sus estudios universitarios han tenido como sede a ¨la casa que vence sombras¨, la Universidad Central de Venezuela. Defiende la equidad, la justicia y la igualdad de todos pero en especial de los grupos que han sido inferiorizados por múltiples razones a través de los siglos:  las mujeres, los afrodescendientes, la comunidad Lgbti.  Esther responde a esta entrevista con la certeza que le da el conocimiento y la experiencia para hablar cómo se relaciona su vida y su profesión. (más…)

8 Poemas para las mujeres que luchan por su derecho a decidir

Nos guste o no, estemos de acuerdo o no, en las diferentes etapas del proceso histórico social ha existido, existe y continuará existiendo el aborto. Las restricciones y prohibiciones morales y jurídicas impuestas por el Estado, la iglesia y la familia solo han creado las condiciones para que miles de mujeres anualmente se sometan a abortos en condiciones de riesgo, en espacios inseguros, sin información, colocándose en manos de cualquiera sin conocimiento médico o de algún truhan despiadado capaz de lucrarse con la vida ajena; otras desesperadas y sin recursos se someten a la exploración de sus vientres y sus cuerpos con objetos corto punzantes, químicos o ácidos, los cuales solo han generado situaciones de mutilación, desangramientos y la muerte. (más…)

Femitrepadoras

En las diferentes etapas del proceso histórico social, las mujeres han estado sistemática y repetidamente sometidas a las múltiples formas de desigualdad y violencia que les han sido impuestas desde el poder patriarcal. Han sido privadas de su derecho al acceso y ascenso a los ámbitos político, económico, bélico, jurídico, educativo, cultural, entre otros; y esta inequidad se justificó en un discurso religioso, filosófico y científico orientado a dificultar cualquier acción emancipadora, es decir, capaz de socavar y desarticular la dominación masculina.

 

Como bien ha señalado Marianne Hester en su ensayo “La brujo-manía en Inglaterra en los siglos XVI y XVII como control social de las mujeres”, las estructuras y las instituciones sociales e ideológicas de la supremacía masculina se articulan y actúan de manera continua para constreñir a las mujeres; sin embargo, ellas no son pasivas, por el contrario, muchas mujeres resisten o luchan contra su opresión y sus opresores utilizando diversas estrategias. (más…)