El cuento de la criada ¿ficción o realidad?

En el año 1985 la escritora canadiense Margaret Atwood escribió la que se convertiría en una de sus más emblemáticas obras, The Handmaid’s Tale (El Cuento de la Criada). Esta novela ambientada en los Estados Unidos y llevada a la gran pantalla en el año 1990 y a la pequeña pantalla en 2017, describe una sociedad distópica en la cual, tras un golpe de estado y el asesinato del presidente, se instauró una sociedad totalitaria denominada República de Gilead, la cual se organizó en torno a los valores del puritanismo religioso, el biologicismo funcionalista, y cuyas principales víctimas fueron las mujeres. (más…)

Esther Pineda en tres versiones

Una vez yo estaba hablando de cuestiones de género

 y un hombre me dijo “¿Por qué tienes que hablar como mujer?

¿Por qué no hablas como ser humano?”.

Este tipo de preguntas es una forma de silenciar

 las experiencias concretas de una persona[1].

Chimamanda Ngozi Adichie

 

Esther Pineda ondea la bandera del conocimiento y la lucha por una sociedad más justa. De lo primero da fe su preparación académica: apenas rozando los treinta años tiene un postdoctorado en Ciencias Sociales; de lo segundo, en su papel de consultora de género y equidad. Es contundente en sus planteamientos, quizás por eso expresó que si Dios la llegara a recibir en el cielo le diría: “No me alborotes a la gente aquí”[2].

No cree en la palabra imposible, le gusta la música, escribe poesía y El segundo sexo de Simone de Beauvoir le cambió la vida. (más…)

Femitrepadoras

En las diferentes etapas del proceso histórico social, las mujeres han estado sistemática y repetidamente sometidas a las múltiples formas de desigualdad y violencia que les han sido impuestas desde el poder patriarcal. Han sido privadas de su derecho al acceso y ascenso a los ámbitos político, económico, bélico, jurídico, educativo, cultural, entre otros; y esta inequidad se justificó en un discurso religioso, filosófico y científico orientado a dificultar cualquier acción emancipadora, es decir, capaz de socavar y desarticular la dominación masculina.

 

Como bien ha señalado Marianne Hester en su ensayo “La brujo-manía en Inglaterra en los siglos XVI y XVII como control social de las mujeres”, las estructuras y las instituciones sociales e ideológicas de la supremacía masculina se articulan y actúan de manera continua para constreñir a las mujeres; sin embargo, ellas no son pasivas, por el contrario, muchas mujeres resisten o luchan contra su opresión y sus opresores utilizando diversas estrategias. (más…)