Esther Pineda en tres versiones

Una vez yo estaba hablando de cuestiones de género

 y un hombre me dijo “¿Por qué tienes que hablar como mujer?

¿Por qué no hablas como ser humano?”.

Este tipo de preguntas es una forma de silenciar

 las experiencias concretas de una persona[1].

Chimamanda Ngozi Adichie

 

Esther Pineda ondea la bandera del conocimiento y la lucha por una sociedad más justa. De lo primero da fe su preparación académica: apenas rozando los treinta años tiene un postdoctorado en Ciencias Sociales; de lo segundo, en su papel de consultora de género y equidad. Es contundente en sus planteamientos, quizás por eso expresó que si Dios la llegara a recibir en el cielo le diría: “No me alborotes a la gente aquí”[2].

No cree en la palabra imposible, le gusta la música, escribe poesía y El segundo sexo de Simone de Beauvoir le cambió la vida. (más…)

Esther Pineda: “he experimentado en carne propia la desigualdad y la discriminación”

Esther Pineda es caraqueña, se desenvuelve con la naturalidad que imprime vivir en una ciudad con una dinámica difícil pero que no le arrebata su temple. Sus estudios universitarios han tenido como sede a ¨la casa que vence sombras¨, la Universidad Central de Venezuela. Defiende la equidad, la justicia y la igualdad de todos pero en especial de los grupos que han sido inferiorizados por múltiples razones a través de los siglos:  las mujeres, los afrodescendientes, la comunidad Lgbti.  Esther responde a esta entrevista con la certeza que le da el conocimiento y la experiencia para hablar cómo se relaciona su vida y su profesión. (más…)

Las mejores frases de Mario Benedetti en “Gracias por el fuego”

La novela Gracias por el fuego escrita por Mario Benedetti y publicada en 1965, narra la historia de una familia burguesa en Montevideo y los conflictos entre padre e hijo en el contexto de las desigualdades sociales y la lucha de clases que se desarrolla en este país. Esta novela se constituye como una férrea crítica a la visión del capitalista, desprendido de su patria, cuyo único valor es el dinero, que sin dudarlo hará uso de la violencia, el asesinato, el chantaje, la corrupción, el engaño, la demagogia y el amarillismo a fin de mantener su sistema de privilegios, amparado bajo la caricatura de una democracia ficticia. (más…)