Violación colectiva y disciplinamiento feminista

La violación colectiva no es consecuencia de una patología, no responde a una genética del mal, no puede adjudicarse a la ingesta de alcohol o de estupefacientes y, menos aún puede considerársele un hecho atípico e inédito de las sociedades contemporáneas; por el contrario, esta práctica de reducción, vulneración, acceso y socialización grupal del cuerpo de las mujeres de forma violenta y no consensuada ha estado presente y se ha hecho manifiesta en las diferentes etapas del proceso histórico social. (más…)