Liceos venezolanos: anomia y violencia criminal

descarga11

Existe en el venezolano una tendencia muy arraigada a añorar el pasado, a enaltecerlo, pero sobre todo a romantizarlo. Con frecuencia se describe a nuestro país como otrora ideal, armónico, desbordante de valores y una alta moral social, una sociedad donde prevaleció el compañerismo y la honestidad, entre otras múltiples virtudes idiosincráticas auto atribuidas. Sin embargo, Venezuela nunca ha sido una sociedad ideal, por el contrario, es esa visión romántica la que antes y ahora ha impelido comprenderla a cabalidad, pero sobre todo, transformarla. (más…)

Estado feminicida

guatemala1

El 8 de marzo de cada año se conmemora el Día Internacional de la Mujer, en recuerdo de que en 1911 aproximadamente 150 mujeres inmigrantes perecieron en un incendio generado por sus explotadores cuando protestaban por sus derechos laborales. En la actualidad hay quienes consideran que carece de sentido seguir conmemorando este día, que las desigualdades por razones de género han desaparecido y que las mujeres han alcanzado los derechos que demandaban; sin embargo, la discriminación, la vulneración de derechos y las violencias contra las mujeres están allí, en todas partes, latentes, visibles, para demostrarnos cada día que no han sido superadas. Así quedó en evidencia cuando el pasado 8 de marzo en Guatemala murieron calcinadas –hasta el momento en que escribo esta columna- 40 niñas y adolescentes en la casa-hogar gubernamental donde vivían, tras protestar por los abusos sexuales a los que eran sometidas, mientras que muchas otras continúan luchando por sus vidas en los hospitales. (más…)

El culto de la belleza y la cultura miss

Mariam-Habach-10

Es innegable que Venezuela tiene muchos problemas, de carácter económico, político, socio-cultural y organizativo, unos de mayor o menor envergadura; sin embargo, la verdadera pobreza que invade a nuestro país es aquella de carácter ideológico, cultural, discursivo y argumentativo. La sociopatía que con mayor fuerza nos aqueja es sin duda el desinterés por comprender nuestra realidad y la voluntad de transformarla, pero sobre todo, el precario y tergiversado sistema de valores de nuestra sociedad. (más…)