El femicidio en Argentina

El asesinato de una mujer por el hecho de ser mujer fue tipificado en Argentina en el mes de diciembre del año 2012, cuando el Congreso de la Nación sancionó la Ley 26.791 que modifica el Código Penal e incorpora los incisos 11 y 12 al artículo 80, Tipificando como homicidio agravado al que matare: “A una mujer cuando el hecho sea perpetrado por un hombre y mediare violencia de género” (Inciso 11°); “Con el propósito de causar sufrimiento a una persona con la que se mantiene o ha mantenido una relación en los términos del inciso 1°” (Inciso 12°).

 

Tras la tipificación del delito, en el año 2014 la Corte Suprema de Justicia de la Nación encomendó a la Oficina de la Mujer la elaboración del primer Registro Nacional de Femicidios de la Justicia Argentina, a fin de contar con información precisa, fiable, oportuna y pública sobre esta problemática; desde entonces se han sistematizado de forma oficial los asesinatos de mujeres motivados en el género ocurridos en este país durante los años 2014, 2015 y 2016.

 

Si bien el informe carece de datos relevantes como el lugar de ocurrencia del crimen y el arma o modalidad con el que este fue perpetrado, puede considerarse el Registro Nacional de Femicidios de la Justicia Argentina como uno de los productos de sistematización en la materia más completos en la región; al incorporar información como el número de víctimas, grupo etario, ubicación geográfica de los crímenes, numero de imputados, casos en los que hubo denuncias previas, hijos e hijas menores de edad que quedan en condición de orfandad tras el asesinato de sus madres, el vínculo existente entre la víctima y el imputado, así como, el estado procesal de los casos.

 

 

Esta información proporcionada permite grosso modo caracterizar el fenómeno e identificar aspectos clave para su comprensión, prevención, atención y sanción. De acuerdo a la información disponible correspondiente a las estadísticas recabadas durante 3 años se contabilizaron un total de 714 femicidios; esto supone un promedio de 238 femicidios al año y 20 femicidios al mes.

 

De estos, 322 lo que representa el 45% de los crímenes, ocurrieron en Buenos Aires (Provincia y Ciudad Autónoma), a esta le siguen como las Provincias en las que representa un mayor riesgo ser mujer: Santa Fe con 69 femicidios 9,6%, Córdoba con 48 femicidios 6,7% y la provincia de Salta con 41 casos, lo que representa el 5,7% de los crímenes motivados en el género.

 

El 3,3% de las víctimas eran menores de 10 años, 3,5% de ellas tenían entre 11 y 15 años, un 9,5% de las asesinadas se encontraba en el grupo etario de 16 a 20 años, 44,5% oscilaba entre los 21 y 40 años, 21,9% de las victimas tenía entre 41 y 60 años de edad, mientras que 7,8% tenía más de 60 años y se desconoce la edad de 9,2% de las víctimas. Es decir, la mayoría de las mujeres asesinadas se encontraban en edad reproductiva y el 58,5% de ellas fueron victimizadas por sus parejas o exparejas; 12,6% fueron asesinadas por algún familiar hombre, 11,3% por algún conocido, 6,6% fueron ultimadas por algún extraño, y se desconoce el vínculo entre la víctima y el agresor en 10,6% de los casos.

 

Por su parte, el 19% de las víctimas de femicidio ya habían denunciado a sus agresores por violencia de género; y, aunque por estos 714 femicidios perpetrados durante los años 2014, 2015 y 2016 han sido imputadas 722 personas, el 41,6% de los casos se encuentran en fase de investigación, 30% en juicio, en el 18% de los casos se dio por terminado el proceso (principalmente por suicidio del agresor), 2% han sido absueltos, y solo se ha logrado condena en 8,3% de los femicidios perpetrados.

 

Finalmente, estos informes ponen en evidencia el hecho de que los femicidios no solo suponen el proceso de victimización de las mujeres, sino que, ante la ocurrencia de estos crímenes también hay numerosas víctimas secundarias; por ejemplo las niñas, niños y adolescentes que quedan en condición de desamparo al ser asesinadas sus madres, los cuales en el caso de Argentina entre los años 2014 y 2016 ascienden a un total de 591 hijos e hijas menores de edad en condición de orfandad.

 

Esther Pineda G.

Entrega número 1 de la serie de investigación “Femicidio/Feminicidio en América Latina”. Publicado en La Red 21, Montevideo, Mayo 2018.

Publicado en VOCES Diario digital, San Salvador, Junio 2018.