#NiUnaMenos: El femicidio en Argentina durante 2017

El 04 de junio día de la multitudinaria cuarta marcha “Ni Una Menos” en la Ciudad de Buenos Aires y otras provincias de la República Argentina, la Oficina de la Mujer de la Corte Suprema de Justicia de la Nación presentó y publicó su 4to informe sobre el Registro Nacional de Femicidios de la Justicia Argentina correspondiente al año 2017.

 

Este registro que puede ser considerado como uno de los productos de sistematización en la materia más completos en la región, ha ido mejorando la calidad de sus datos cada año y, en 2017 ha incorporado información relevante y más específica que permite caracterizar el fenómeno de forma más efectiva y eficiente, pero sobre todo, formular políticas públicas que permitan prevenir y atender la problemática de la violencia por razones de género de forma oportuna a fin de evitar su desenlace en el femicidio.

 

De acuerdo a ello, se pudo conocer que durante 2017 ocurrieron 251 femicidios en Argentina, tan solo 3 menos que en el año 2016, para una tasa de femicidios en el país de 1,1 por cada 100 mil mujeres. Aunado a ello, el informe reconoce la ocurrencia de 22 femicidios vinculados o por interposición en la línea de fuego; esto comprende el homicidio de una o varias personas (niñas, niños, adolescentes, mujeres, varones, trans, travesti) con el propósito  de causar daño y sufrimiento a la mujer objetivo, o el homicidio de una o varias personas cuando intentaban evitar la comisión del femicidio.

 

También es importante destacar que por primera vez este informe incluye en sus estadísticas a las mujeres trans o travestis victimas de femicidio. 5 de ellas fueron víctimas de femicidio directo en el año 2017 y 22 engrosan las cifras de los femicidios vinculados.

 

En lo que respecta al grupo etario de las víctimas de femicidio, más del 60% tenían edades entre los 18 y los 44 años, este hecho (como en años anteriores) pone en evidencia que si bien todas las niñas y mujeres están en riesgo de ser víctimas de femicidio, la comisión de este tipo de delitos es predominante en las mujeres en edad reproductiva e involucradas en relaciones de pareja; situación que confirma la tesis de la feminista Marta Dillon, quien recientemente ha afirmado en una entrevista que “la pareja heterosexual es un factor de riesgo para la vida de las mujeres”.

 

El 59% de los femicidios fueron cometidos por parejas y ex parejas de las víctimas, 19% por familiares, el 4% de los femicidios fue perpetrado por algún desconocido de la víctima y no se tiene información en el 3% de los casos. Además, de las 251 víctimas de femicidio 37 de ellas se encontraban en situación de vulnerabilidad o riesgo: 1 con discapacidad, 2 pertenecientes a pueblos originarios, 11 embarazadas, 9 migrantes internacionales, 5 migrantes interprovinciales e intraprovinciales, y 9 en situación de prostitución.

 

Respecto al lugar de ocurrencia, el 71 % de los femicidios fueron cometidos en la vivienda de la víctima, 9% en otra vivienda, 17% en el espacio público y el 3% en otro lugar. Así mismo, el medio empleado para la comisión de los femicidios directos y vinculados fue: arma de fuego en el 28% de los casos, arma blanca 28%, empleo de fuerza física 24%, fuego u otros medios combustibles 6%, a través de otra modalidad en el 9,5% de los casos y no se dispone de información en 3,6% de ellos.

 

El 42% de los femicidios ocurrieron en la Provincia y Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Como en años anteriores este tipo de delitos ha tenido mayor índice de ocurrencia en las zonas urbanas, sin embargo, de acuerdo a la densidad poblacional, entre las provincias con la tasa más alta de femicidios destacan Salta (2,74), Jujuy (2,12) y Santiago del Estéreo (2,1).

 

En el registro también se da cuenta de la existencia de denuncias formales previas por violencia de género en 33 de los casos de femicidio. Además queda en evidencia el burocratismo y la negligencia de los órganos de justicia pues, 13 de las víctimas contaban con medidas de protección vigentes, 4 con medidas vencidas y en un caso la víctima solicitó las medidas pero no fueron otorgadas por el poder judicial. En lo que refiere al estado procesal de los femicidios ocurridos en el año 2017 el 62% de las causas se encuentran en etapa de investigación, un 18% de los casos se encuentra en etapa de juicio, en el 5% de los casos se emitió sentencia, y en el 15% de los casos hubo extinción de la acción penal por suicidio u otro tipo de muerte del imputado/sindicado.

 

Finalmente se contabilizan 202 víctimas secundarias de femicidio, es decir, niños, niñas y adolescentes menores de 18 años de edad que se encontraban bajo el cuidado y dependencia de las mujeres victimizadas, quienes ahora se enfrentan al desamparo, la indiferencia social e institucional.

 

Esther Pineda G.

Entrega número 2 de la serie de investigación “Femicidio/Feminicidio en América Latina”. Publicado en La Red 21, Montevideo, Junio 2018.

Publicado en VOCES Diario digital, San Salvador, Junio 2018.