Re-escribirte

                 

                  A Javier Seri

 

Tus ojos de almendras

Me dicen que sufriste

Pero tu risa terca

Me dice que eres libre.

 

Tu guitarra triste

Me cuenta quien tú fuiste

Pero tu canto alegre

Me invita a descubrirte.

 

Tu silencio repentino

Esconde que viviste

Pero tus palabras

Me llevan a sentirte.

(Esther Pineda G.)