Justicia para Fátima

Fátima

La mexicana,

Volviendo del colegio

Por tres hombres

Fue violada,

Torturada,

Destrozada.

 

Desaparecida

Por su familia fue buscada,

A las dos horas

Por su mamá fue encontrada,

muerta en una zanja

enterrada debajo de una llanta,

con su cara cortada,

sin un ojo,

con sus dientes partidos,

y degollada.

 

Por diversión o por sadismo

Más de noventa veces fue apuñalada,

Y con tres rocas

Por sus asesinos

Fue rematada.

 

Otra vida perdida,

Una familia desplazada.

El feminicidio sigue impune

En un Estado cómplice

Con la “justicia” viciada.

(Esther Pineda G.)